¿Por qué bostezar es tan contagioso?

A todos nos ha pasado, estás platicando con tus amigos y de repente, uno bosteza y como efecto dominó, te encuentras abriendo la boca en un gran bostezo.

Es casi como si tu cuerpo respondiera automáticamente, pero ¿alguna vez te has preguntado por qué pasa esto?

La verdad es que los bostezos son uno de esos grandes misterios de la vida cotidiana. Pero no te preocupes, si te pica la curiosidad, quédate, porque vamos a adentrarnos en las razones detrás de esta reacción tan peculiar y contagiosa.

Índice

¿Cuál es la función del bostezo?

El bostezo ha sido objeto de estudio durante muchos años, y aún no hay consenso sobre su verdadera función. Sin embargo, las teorías abundan y algunas son bastante interesantes.

Antes de explorar estas teorías, quiero que sepas que el bostezo no es algo exclusivo de los humanos. Los animales también bostezan, lo que podría indicar una función biológica antigua y fundamental. Así que no te sorprendas si ves a tu mascota bostezando después de una larga siesta.

¿Listo para adentrarte en la ciencia detrás de esta acción involuntaria? Presta atención, porque cada teoría ofrece una perspectiva diferente que podría cambiar la forma en que ves los bostezos a partir de ahora.

8 Efectos de la música en el cerebro humano que no podrás creer

Teoría de la hiperventilación inversa

Algunos expertos creen que bostezamos para realizar una especie de hiperventilación inversa; es decir, para incrementar los niveles de dióxido de carbono en nuestro cerebro.

Parece contrario a lo que pensarías, ¿no es así? Pero aquí viene algo curioso a la mezcla: al bostezar, no siempre incrementa el oxígeno en la sangre como muchos creerían.

Esta teoría sugiere que al bostezar, en realidad estamos regulando las sustancias gaseosas en nuestros órganos vitales, especialmente en el cerebro. Imagina que es como ajustar el termostato de tu cuerpo, para mantener todo funcionando en el nivel óptimo.

La teoría energética humana

¿Alguna vez has bostezado justo antes de una reunión importante o un evento que te tensa? La teoría energética sugiere que el bostezar es una manera de despertar el cerebro, dándote un empujoncito de vigor antes de una actividad crucial.

Esta idea es bastante atractiva, ya que nos hace ver el bostezo no como un signo de aburrimiento o de fatiga, sino como una inyección de energía que nos prepara para lo que viene.

Teoría térmica

Una de mis favoritas es la teoría térmica, que propone que bostezamos para enfriar el cerebro. Piénsalo como si tu cerebro fuera un procesador de computadora que necesita un buen sistema de enfriamiento para funcionar de manera eficiente.

¿Por qué nos gustan los aromas agradables?

Los estudios han mostrado que bostezamos más en entornos templados que en los muy calurosos o los muy fríos.

Entonces, cuando bostezas, podrías estar ayudando a mantener tu cerebro fresquito y listo para procesar pensamientos y emociones.

Teoría de alerta

Otra explicación sugiere que el bostezo sirve para mantenernos alerta. Increíble, ¿verdad? El bostezo podría ser un mecanismo que nuestro cuerpo utiliza para evitar dormirnos cuando necesitamos estar despiertos.

Asociado con esto, cuando otros bostezan y nosotros también, puede ser una forma de sincronización social donde todos en el grupo se mantienen igual de alerta. Es como ponernos todos en la misma página sin necesidad de palabras.

Teoría hemodinámica

Finalmente, hay quienes piensan que el bostezo podría mejorar la circulación sanguínea en el cerebro y en el resto del cuerpo. Es como si con cada bostezo, estuvieras haciendo una pequeña sesión de ejercicio para tus vasos sanguíneos.

Curioso, ¿no? La próxima vez que bosteces, imagina que estás dando un masaje interno a tu cerebro para que siga fluyendo la sangre adecuadamente, ¡ya verás que hasta se siente bien pensar eso!

11 Consecuencias de la falta de sueño

¿Por qué bostezamos cuando alguien más bosteza?

Este fenómeno siempre causa curiosidad, y es que ver a alguien bostezar nos provoca hacer exactamente lo mismo. Pero, ¿por qué nos contagiamos tan fácilmente con el bostezo ajeno?

Hay todo un área de la ciencia dedicada a estudiar estas respuestas imitativas involuntarias. Y hay más, si crees que el contagio del bostezo es extraño, más adelante te contaré sobre otros gestos que también se contagian sin que nos demos cuenta.

La empatía puede ser la razón

Una de las explicaciones más aceptadas para este contagio es la empatía. Resulta que somos seres sociales y tenemos una gran capacidad para conectarnos con los demás. La empatía nos permite sentir lo que otros sienten, y el bostezo contagioso podría ser una manifestación física de esa conexión.

Interesante, ¿verdad? Al parecer, cuanto más empatía sientes por alguien, más probable es que te contagies de su bostezo. Y sí, eso significa que es más probable que bosteces con un amigo que con un desconocido.

Teorías neuronales

Otro camino que toman los científicos es enfocarse en las neuronas. Específicamente, las llamadas neuronas espejo. Estas son las que se activan tanto cuando realizamos una acción como cuando la vemos realizar a otra persona.

Entonces, al mirar a alguien bostezar, nuestras neuronas espejo se activan, y actúan como si nosotros mismos estuviéramos ejecutando el bostezo. Es una experiencia compartida a nivel cerebral que nos conecta con la persona que está bostezando.

significado del fuego efecto hipnoticoEl fuego y su efecto hipnótico: ¿Por qué nos atrapa tanto?

La teoría de la comunicación no verbal

Pero eso no es todo, existe también la idea de que el bostezo es una forma de comunicación no verbal. A lo largo de la evolución, este gesto podría haber servido para coordinar comportamientos o estados de alerta entre grupos.

Y es que, a veces, un bostezo dice más que mil palabras. Puede ser una señal para que el grupo sepa, que es hora de descansar o de estar alerta. De alguna manera, sigue siendo relevante para obtener pistas sobre el estado y las intenciones de los que nos rodean.

¿Es posible controlar el bostezo?

Ahora bien, después de todo esto, quizá te estés preguntando si es posible evitar contagiarte de un bostezo. La verdad es que a veces se puede, pero otras veces, sencillamente es inevitable.

El control sobre el bostezo varía de persona a persona y también depende del contexto. Por ejemplo, en situaciones donde se espera de ti un comportamiento social específico, es posible que puedas suprimir el bostezo. Pero esto no significa que sea fácil o que siempre lo logres.

¿Qué otros gestos son involuntariamente contagiosos?

Y como te prometí, te voy a contar sobre otros gestos que, al igual que el bostezo, se contagian sin que casi nos demos cuenta. Está el acto de rascarse, por ejemplo, si ves a alguien rascándose, es probable que sientas una picazón y termines haciendo lo mismo.

Además, las expresiones faciales también son altamente contagiosas. Una sonrisa o una mueca de disgusto pueden provocar reacciones similares en la gente que las observa. Es la magia de la imitación y la conexión humana.

Mira otros artículos interesantes como el que acabas de ver, en la categoría Relaciones interpersonales

José Andrés Altamirano Méndez

Me encanta escribir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia Más info