¿El azúcar es una droga? - Conoce la adicción al azúcar

Te has preguntado alguna vez, ¿por qué después de ese dulce antojo te sientes como si necesitaras más y más? No te preocupes, nos pasa a todos.

Vamos a descubrir por qué parece que el azúcar se ha convertido en un huésped más de nuestras comidas. Y eso no es todo, aún hay más que debes saber sobre cómo el azúcar impacta en tu cuerpo.

Índice

¿Es cierto que el azúcar puede ser una droga?

Aquí te lo digo de frente: el azúcar tiene efectos en el cerebro similares a una droga. Cuando consumes azúcar, tu cerebro libera dopamina, la misma sustancia que se libera con algunas drogas y que te hace sentir de maravilla.

Pero como con cualquier subidón, vienen las bajadas, y luego... necesitas más para sentirte bien de nuevo.

Lo cierto es que, aunque suene exagerado, la adicción no es un término tan alejado cuando se habla del azúcar.

La cosa es así, científicos han observado que las ratas en experimentos trabajan arduamente por azúcar, incluso cuando esto significa recibir una descarga eléctrica. Creerías que es masoquismo, pero en realidad, es el mismo principio de la adicción.

¿Cómo reconocer si una obra de arte es falsa o verdadera?

Y no creas que es solo en ratas. Muchas personas sienten esa imparable gana de comer algo dulce, incluso si no tienen hambre.

Es una señal de que algo no está bien. Más adelante te daré más sobre esto y cómo identificar si caíste en la red del azúcar.

Te preguntarás: “¿Y por qué no hablamos más de esto?”. Bueno, a diferencia de las drogas ilegales, el azúcar está por todos lados y es socialmente aceptada.

Peeeero, no te dejes engañar, porque incluso las cosas cotidianas pueden ser peligrosas si no se manejan con cuidado.

Todo en exceso es malo.

Pensemos en el azúcar como esa amistad que todos tienen, pero que no todos controlan. Un cachito a la vez está bien, pero cuando empieza a tomar el control de tu alacena y, peor aún, de tu estado ánimo y decisiones, es momento de reconsiderar.

¿Por qué los gatos 'AMASAN' con sus patas?

¿Qué tan mala es el azúcar en el organismo?

¿Te has dado cuenta de cómo el azúcar se ha vuelto la villana en las películas de tu salud? Y aunque quieras negarlo, hay razones sólidas para esto.

El punto es que el azúcar, en exceso, es como un invitado que se queda a dormir en tu sofá y nunca se quiere ir: causa problemas en tu casa, mi estimado cuerpo.

Ya sabemos que puede ser adictiva, ¿pero qué otros problemas trae? Un montón, para ser sincero. El azúcar puede alterar tu metabolismo, llevar a un aumento de peso, afectar tu corazón y mucho, pero mucho más.

Y no te estoy hablando de los kilos extras que quizás quieras perder, hablo de problemas serios y, en algunos casos, crónicos.

Antes de seguir, piensa en todo lo que lleva azúcar: desde ese café matutino endulzado hasta ese "inofensivo" aderezo en tu ensalada.

Todo suma y a veces sin que te des cuenta. Ahora, si tienes el hábito de revisar etiquetas, ya estás un paso adelante. Pero si no, después te diré cómo empezar a hacerlo y por qué es importante.

¿Cómo se forma un arcoíris?

Además, el cuerpo no necesita el azúcar añadido para funcionar. De hecho, tu cuerpo ya procesa los carbohidratos que consumes en glucosa (un tipo de azúcar), la cual usa para obtener energía.

Entonces, añadir más azúcar es como decirle a tu cuerpo: “Toma, trabaja el doble”. Y a nadie le gusta trabajar de más, verdad?

Causas de la adicción al azúcar

Justo cuando piensas que no puede empeorar, menciono la palabra “adicción”. Ouch. Pero, ¿por qué nos enganchamos al azúcar como si no hubiera un mañana? Bueno, tu cerebro piensa que es una recompensa, entonces entre más azúcar consumes, más feliz te sientes... por un rato.

La cuestión es que nuestro cuerpo y cerebro están cableados para amar las cosas dulces. Esto viene desde tiempos en que necesitábamos energía rápidamente para, digamos, salir corriendo de un león o algo por el estilo.

Te cuento un dato de esos que te hacen decir “¡No me digas!”: ¿Sabías que cuando eres bebé, prefieres naturalmente el sabor dulce?

Es por eso que la leche materna es dulce. Sin embargo, la industria alimentaria ha explotado este gusto por lo dulce y ha creado productos que literalmente nos hacen la boca agua y nos piden más, más y más.

El arte en la sociedad: Su importancia e impacto en la vida y educación

Y aquí viene otro golpe: la industria. Los anunciantes saben cómo hacernos agua la boca, y no solo con helado en un día caluroso.

Las golosinas, bebidas y hasta productos "saludables" están repletos de azúcar, a menudo sin que ni siquiera lo sepamos. Y claro, cuando algo sabe bien, ¿por qué parar? Ahí es donde se crea el ciclo de adicción.

Entonces, entre más azúcar consumes, más desea tu cuerpo, y se convierte en un círculo vicioso que cuesta trabajo romper.

¿Cómo saber si soy adicto al azúcar?

Te voy a ser directo, si llegaste hasta aquí es porque realmente te importa saber más sobre la adicción al azúcar, y eso es algo muy bueno.

Pero ¿cómo saber si estás en ese punto en que el azúcar te controla a ti y no al revés? Veamos algunas señales:

Comportamientos obsesivos compulsivos con los alimentos dulces

Si te encuentras revisando la cocina a deshoras, buscando desesperadamente algo dulce, es una señal clara. No se trata solo de un antojo, sino de una necesidad que se siente casi física.

Planificar el consumo de azúcares o alimentos altamente dulces

O tal vez te planificas para asegurarte de que siempre tendrás acceso a ese dulcecito reconfortante, sin importar la hora o el lugar. Es como tener un plan de emergencia, pero para golosinas en lugar de para un sismo.

Cambiar los alimentos saludables por alternativas azucaradas

Y ni hablemos de cuando empiezas a cambiar verduras por galletas "porque tienen fibra". Sí, así como suena, justificamos nuestras preferencias por lo dulce en lugar de lo que sabemos que es mejor para nuestra salud.

Sentirse mal anímicamente

Pero, ¿has notado que tu ánimo depende de si has comido algo dulce últimamente? Ese sube y baja emocional también puede ser una señal de alerta.

Seguir consumiendo azúcar aún teniendo sensación de saciedad

Cuando ya estás lleno, pero aún así haces espacio para el postre, es hora de detenerse y pensar en lo que realmente está sucediendo.

¿Y cuánta azúcar es suficiente?

Está bien, está bien, ya hemos hablado mucho sobre los problemas. Pero ahora hablemos soluciones. ¿Cuánta azúcar es lo recomendable?

Hablamos de menos de 5% de tus calorías diarias, según la Organización Mundial de la Salud. Eso es alrededor de 6 cucharaditas al día para un adulto normal, o lo equivalente a menos de 25 gramos al día, pero ojo, la mayoría de nosotros consume mucho más que eso.

Recomendaciones para reducir el consumo excesivo de azúcares

Aquí algunas maneras sencillas de reducir tu consumo:

  • Revisa las etiquetas: fíjate en los ingredientes y la cantidad de azúcar.
  • Reduce los refrescos: opta por agua, infusiones o agua con un chorrito de limón.
  • Postres caseros: Controla la cantidad de azúcar cuando preparas tus dulces en casa.
  • Frutas: Cuando tengas antojo de dulce, elige frutas en lugar de productos procesados.

Y recuerda, hacer cambios en tu dieta no significa que debes sacrificarte y vivir sin sabor. Todo es cuestión de encontrar el balance adecuado y tomar decisiones más conscientes sobre lo que comes. Ahora tienes la información y las herramientas para tomar el control y reducir tu consumo de azúcar.

Mira otros artículos interesantes como el que acabas de ver, en la categoría Comida

José Andrés Altamirano Méndez

Me encanta escribir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia Más info